En 2030 habrá más de 50.000 turbinas eólicas al final de su vida útil

La madurez de un sector como el eólico obliga a desarrollar soluciones para aumentar su sostenibilidad y limitar el uso de materias primas mediante iniciativas de economía circular. Y esta necesidad irá creciendo en los próximos años conforme el parque instalado crezca y vaya llegando al final de su vida útil.

Las turbinas eólicas se diseñan y certifican para una vida útil de 20 años. Y en 2030, se calcula que habrá en Europa más de 50.000 aerogeneradores que habrán llegado o superado esos 20 años de vida- Por países, España y Alemania serán los que más equipos tengan al final de su vida útil con más de 15.000 cada uno.

Estas cifras dan una idea de la dimensión del reto que tiene el sector para desmantelar, recuperar y reciclar estos equipos. Según datos de WindEurope, actualmente se recupera y/o recicla el 85-90% del peso de un aerogenerador, pero el objetivo es conseguir recuperar el 100% y para ello se están desarrollando diversas tecnologías para reciclar la parte más complicada actualmente: las palas y resto de composites.

Pero el reto no sólo es tecnológico si no que también es industrial ya que habrá que desarrollar una cadena de suministro con capacidad y experiencia para desmantelar parques, reparar y reacondicionar componentes, recuperar metales y reciclar el resto de los materiales.

A nivel regulatorio ya se están dando pasos importantes a nivel europeo con el European Green Deal donde se incluye la Circular Economy Package y a nivel nacional con el PERTE de economía circular.

Otras noticias